Madeleine Duppont

banner_mini_web

El domingo 23 de mayo de 2004, arribaron triunfalmente al aeródromo Eulogio Sánchez (SCTB) tras 76 días volando por América, África y Europa, las aviadoras Madeleine Dupont y María Eliana Christen, quienes realizaron la Travesía en el Beechcraft F33A Bonanza matrícula CC-PLJ.

El arribo se produjo en la tarde de ese domingo, escoltadas por cuatro Extra EA 300L de la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones de la FACh. Tras aterrizar, fueron recibidas por la -entonces- ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) Cecilia Pérez y el comandante en jefe de la FACh, General Osvaldo Sarabia, además del Director de la DGAC, familiares, amigos y medios de prensa.

Con este hecho, se puso fin a una travesía que se inició en Los Cerrillos, Chile en marzo de 2004, con destino Ginebra (Suiza), cruzando el Océano Atlántico tanto de ida, como de regreso. La aeronave involucrada en el hecho, había recibido un Certificado de Aeronavegabilidad especial por las modificaciones (estanques de combustible internos) para poder realizar la proeza.

El viaje de ida, consideró 10 ciudades en 7 países (Chile, Argentina, Brasil, Cabo Verde, España, Portugal y Suiza), arribando a Ginebra el 4 de abril de 2004, tras 61:40 horas de vuelo y 7.506 millas náuticas. Ahí se decidió el cambio en la ruta de regreso a Chile, la que ahora sería a través del Círculo Polar Ártico: 14 ciudades, 10 países, 9.804 millas náuticas y 76:30 horas de vuelo.

Este retorno se inició el 1° de mayo, pasando por Escocia, Islandia, Groenlandia, Canadá, Estados Unidos, Nicaragua, Panamá y Perú. A este último país llegaron el 20 de ese mes, pasando por un sinnúmero de problemas generados por la burocracia y mala voluntad de las autoridades aeronáuticas locales, para poder despegar a Chile el emblemático 21 de mayo, llegando a Chacalluta en Arica a eso de las 20 horas.